Beta Version

Las Iglesias de Jerusalén se unen en oración en la Semana de la Unidad de los Cristianos

Published: February 03 Mon, 2020

JERUSALEN – Desde el 25 de enero al 2 de febrero 2020, en Jerusalén los cristianos se han reunido de forma cotidiana para momentos de oración común en ocasión de la tradicional “Semana de oración para la unidad de los cristianos”, que tuvo inicio en el Santo Sepulcro y se concluyó en la Iglesia griego-católica de la Anunciación.

La semana de oración para la unidad de los cristianos que se celebra cada año en enero, tuvo inicio en el Santo Sepulcro el sábado 25 de enero y concluyo el 2 de febrero en la Iglesia griego-católica de la Anunciación. Un tiempo en el que los fieles están invitados a recordar la oración de Jesús a sus discípulos: “para que todos sean una cosa sola, para que el mundo crea” (cf. Jn 17,21).

En el hemisferio norte, la semana de oración para la unidad de los cristianos se celebra desde el 18 al 25 de enero. En Jerusalén, las iglesias prefieren adoptar otra fecha, para permitir a los armenios de celebrar la Epifanía.

Cada día de esta larga semana, los fieles de las diferentes iglesias de Jerusalén han rezado con una sola voz por la unidad de los cristianos de todo el mundo, especialmente por aquellos de la Tierra Santa. De hecho, existen muchas confesiones cristianas en la diócesis de Jerusalén, que cubre Israel, Palestina, Jordania y Chipre, frente a una realidad cristiana que representa el 2% de la población total de esta región.

En el Patriarcado Latino, la oración se desarrolló el miércoles 29 de enero en la Concatedral, donde el obispo Pierbattista Pizzaballa realizó la homilía sobre el tema “Breaking bread for the journey”. Con cierta severidad, sea en la sustancia como en la forma, el administrador apostólico denunció con firmeza las divisiones y la hostilidad que por siglos han amenazado las comunidades cristianas en su conjunto. Un comportamiento con el que los fieles, motivados por intereses políticos y personales “se han servido” de Jesús en vez de “servirlo”. Del momento en que aun no estamos en grado de compartir el Pan Eucarístico entre nosotros – ha subrayado el obispo Pizzaballa – el camino para reencontrarnos en plenitud es aún bastante largo. Sobre un punto mas positivo, el obispo Pizzaballa ha expresado la esperanza que en los tiempos y formas conocidas solo por el Señor, podremos, a imagen de los primeros cristianos, “volver a reencontrarnos plenamente y reunirnos alrededor de Jesús”.

El evento y la participación de todas las iglesias, ha sido nuevamente de particular importancia en una tierra donde el impresionante numero de capillas puede a su vez dar la impresión de una comunidad cristiana dividida y vulnerable frente a los retos que debe confrontar. Estos momentos ecuménicos se han vivido con grande emoción y alegría, el sentimiento dado es aquel de una comunidad unida y consciente de la superioridad de aquello que la une a aquello que la divide. Una unidad que se ha expresada, otra vez, en la oración común a través de la cual todos estos cristianos han testimoniado su fe común en el Señor Jesucristo.

Esta experiencia ha permitido a muchísimos fieles descubrir la riqueza de los diferentes ritos que componen el cristianismo en Tierra Santa. Cada tarde, una diferente confesión ha acogido la oración de la unidad en su iglesia. Aparte de vivir una fuerte experiencia espiritual, muchos peregrinos provenientes de occidente se han dado cuenta, a través de este viaje que los ha conducido por una semana de una iglesia a otra, del carácter universal de su religión.

Esta tradición resale del lejano 1908, año en que el sacerdote Paul Watson reunió a todos los cristianos americanos presentes en Roma en la Santa Sede, para una “octava” de oración. Alrededor de veinte años después, en Lione, Francia, la “octava” paso a ser una semana con la iniciativa del Padre Paul Courtier, el cual quiso extender universalmente la iniciativa a todos los cristianos, desde ese entonces no aparecieron solo católicos.

Desde su creación oficial, más recientemente de la iniciativa pionera de Padre Courtier, el evento ha llegado a su edición número 53. Cada año, un comité internacional – compuesto por representantes del Pontificio Consejo para la promoción de la unidad de los cristianos (Roma) y de la Comisión de Fe y orden del consejo mundial de las Iglesias (Ginebra) – ´publica un documento sobre un tema preparado por un grupo interreligioso de un país. Propone un tema bíblico, un esquema para la celebración ecuménica y la oración cotidiana. La edición 2020 ha elegido como verso “Nos trataron con mucha amabilidad” (Hechos 28,2), ofreciendo la ocasión para reflexionar sobre la virtud ecuménica de la hospitalidad.

Geoffroy Poirier-Coutansais

Semana de la Unidad de los Cristianos 2020 – Santo Sepolcro

Semana de la Unidad de los Cristianos – Chiesa Anglicana

Semana de la Unidad de los Cristianos – Chiesa Armena

Semana de la Unidad de los Cristianos – Chiesa Luterana

Settimana di preghiera 2020 – Patriarcato latino

Photos: ©Nadim Asfour /CTS

Semana de la Unidad de los Cristianos – Cenacolo

Semana de la Unidad de los Cristianos – Chiesa Etiope

Semana de la Unidad de los Cristianos – Chiesa greco-cattolica

Semana de la Unidad de los Cristianos – Chiesa siro-ortodossa