Beta Version

Declaración de AOCTS con respecto a la política de salida o encarcelamiento de los solicitantes de asilo de Eritrea y Sudán

Published: January 19 Fri, 2018

Declaración de AOCTS con respecto a la política de salida o encarcelamiento de los solicitantes de asilo de Eritrea y Sudán Available in the following languages:

DECLARACIÓN – A continuación, se transcribe la Declaración de los Jefes de la Iglesia Católica en Israel sobre la política de “partida o encarcelamiento” anunciada recientemente para los solicitantes de asilo de Eritrea y Sudán.

 

Declaración de los Jefes de la Iglesia Católica en Israel

18 de enero de 2018

El 1 de enero de 2018, la Autoridad de Población e Inmigración de Israel hizo pública una nueva política que ofrece a los solicitantes de asilo de Sudán y Eritrea la posibilidad de elegir entre una de dos opciones: la partida o el encarcelamiento. De acuerdo con la información publicada, a los que se vayan a fines de marzo de 2018 se les otorgará una “subvención” de 3.500 dólares además del pasaje aéreo. Aquellos que permanezcan después de esa fecha estarán sujetos a “acciones de cumplimiento” al final de un período de tiempo específico.

Un documento adicional, especifica que a los solicitantes de asilo y refugiados de Sudán y Eritrea (excluyendo mujeres, niños, padres de hijos dependientes y víctimas de esclavitud / trabajo forzado / comercio sexual) que acudan a renovar sus permisos de residencia temporal, a partir del 2 de febrero de 2018, se les informará que tienen 60 días para abandonar Israel, ya sea a su país de origen o a otro país africano. Si bien el documento establece que pueden apelar esta decisión, también establece que no se permitirá que el proceso de apelación retrase la salida del solicitante de asilo más allá de los 60 días originales, a menos que se acepte su apelación. Aquellos que permanezcan en Israel más allá de los 60 días serán encarcelados.

El programa publicado el 1 de enero de 2018 especifica que la población objetivo inicial son los solicitantes de asilo eritreos y sudaneses que no hubieran presentado una solicitud de asilo antes de esa fecha. Si bien más adelante añade que la Autoridad de Inmigración y Población considerará ampliar la población prevista para la deportación a terceros países, incluidos aquellos cuya solicitud de asilo todavía está en proceso.

Si bien reconocemos la necesidad de controlar el flujo de solicitantes de asilo en nuestro país, como en cualquier otro lugar, no podemos permanecer indiferentes a la difícil situación de tantos refugiados que huyen de la dictadura, la guerra y otras condiciones terribles. El bienestar de la sociedad israelí no se puede lograr a expensas de tantas personas repelidas expulsadas y tantas vidas expuestas al peligro y a un futuro muy incierto. “Tratarás a los extranjeros residentes como si fueran nativos y los amarás como a ti mismo, porque vosotros mismos alguna vez fuisteis extranjeros en Egipto. Yo soy el Señor tu Dios “(Lev 19:34).

Esperamos que la Administración tome en consideración la angustia de los solicitantes de asilo presentes en Israel y encuentre soluciones más humanas que ofrecer.

+Arzobispo Pierbattista Pizzaballa, Administrador Apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén.

+ Arzobispo Georges Bacouni, Arzobismo Melquita de Akka

+ Arzobispo Moussa el-Hage, Arsobispo Maronia de Haifa y Tierra Santa

+Obispo Giacinto-Boulos Marcuzzo, Obispo Auxiliar, Vicario Patriarcal para Jerusalén y Palestina  Vicario Patriarcal

+P. Francesco Patton, ofm, Custodio de Tierra Santa

+P. Hanna Kaldani, Vicario Patriarcal para Israel

+P. Rafic Nahra, Vicario Patriarcal para Saint James, Vicariato para los Católicos de Habla Hebrea en Israel