Beta Version

Entrevista al Padre Gabriel Romanelli. Párroco de Gaza

Published: December 18 Wed, 2019

Entrevista al Padre Gabriel Romanelli. Párroco de Gaza Available in the following languages:

GAZA – En Gaza, por la ocasión de la vista pastoral de Mons. Pizzaballa hemos entrevistado al Padre Gabriel Romanelli, IVE, que desde hace dos meses es párroco de la Iglesia de la Sagrada Familia. Nos ha hablado de la condición de la pequeña comunidad local.

Padre Gabriel, buenos días. ¿Desde cuando se encuentra aquí en Gaza?

Estoy aquí desde hace dos meses.

Ya había estado antes en Gaza 15 años atrás al servicio de la parroquia durante tres años y medio, y ahora desde hace dos meses he vuelto como párroco.

¿Y cual es la situación que ha encontrado?

He encontrado una situación mucho mas triste a aquella que había 15 años atrás. En aquel tiempo los cristianos eran 3500, mientras que ahora son un poco menos de mil entre los dos millones doscientos mil habitantes, por lo tanto, el porcentaje es bastante bajo… esto quiere decir que en los últimos 15 años muchos cristianos se han marchado a otros lugares de la Tierra Santa o al extranjero.

Usted ha tenido experiencia también en Cisjordania…

Si, estuve en Beit Jala 14 años. La fe de esta comunidad (Gaza) es la misma de aquella que esta en Cisjordania, es cierto que cambian los sentimientos de las personas, especialmente en relación al futuro. Vivir en Gaza significa no tener la posibilidad de moverte, como por ejemplo durante la Navidad y la Pascua. Los cristianos palestinos de Gaza son descendientes de los primeros cristianos, al igual que los cristianos de Beit Sahour, Belén, Ramallah, etc. Aun así, no pueden ir Belén para la Navidad y tampoco ir a Jerusalén para Pascua. Se siente un sentimiento de impotencia que muchas veces los desanima porque se sienten extranjeros en su propia tierra.

Háblenos de la comunidad cristiana de Gaza. ¿Como la encontró?

La situación que encontré en la comunidad cristiana de Gaza es casi paradoxal, por una parte, hay depresión, tristeza, ganas de dejarlo todo. Por otra, encontré muchas iniciativas que van bastante bien, por ejemplo, aquellas promovidas por el Padre Mario Da Silva (párroco saliente) que trabajó muy bien durante siete años. De las tantas iniciativas espirituales y sociales que se han llevado a cabo, tenemos la formación de los jóvenes cristianos para que estén mas preparados y sean mas radicales en su fe, iniciativa que ha ido al mismo paso con la búsqueda de colaboración y ayuda con el Patriarcado Latino de Jerusalén, ayuda que ha sido enorme en la creación de lugares de trabajo. Entre los cristianos hay un fuerte deseo de encontrar un futuro mejor fuera (de Gaza), aun así, esta comunidad experimenta que la Iglesia esta presente, tanto así, que algunos de ellos han decidido quedarse.

¿Como se han organizado para la Santa Navidad?

Habitualmente la parroquia de Gaza se organiza de dos formas. La primera es la fiesta en la noche del 24, la noche de navidad. No obstante, sabiendo que muchos cristianos no podrán salir (para ir a Belén), aquí en Gaza celebramos una fiesta de navidad anticipada con el Patriarca de Jerusalén – hoy con el Administrador Apostólico que toma su lugar.

Mons. Pizzaballa ha venido estos días justo para celebrar la Navidad con nosotros, es por eso que dada la ocasión hemos organizado la visita a los enfermos en sus casas, encuentros entre cristianos católicos y ortodoxos presentes en la Franja (de Gaza) y encuentros con los jóvenes. Después la bendición del Centro San Tomás de Aquino, de la nueva parte del Centro Caritas y la grande fiesta de Navidad con doce primeras comuniones y cuatro confirmaciones, ¡que para nosotros es verdaderamente algo enorme! Basta pensar que la comunidad católica cuenta con apenas 117 personas. Después tenemos la bendición de los jóvenes en proceso de tener el Tawjihi, es decir, aquellos que terminan la escuela secundaria superior para acceder a la universidad, y después de eso la representación del sagrado pesebre viviente hecha por los niños que es muy hermosa. Ahora que todo ha concluido, estamos realmente felices de todo aquello que hemos vivido. Para la noche de Navidad esperamos ser pocos aquí para festejar, porque significaría que la mayoría de nuestros cristianos habrán logrado reunirse con el resto de sus familias y amigos en la Misa en Belén.

Entrevista realizada por Filippo De Grazia