franciscana

arالعربية frFrançais itItaliano enEnglish deDeutsch pt-ptPortuguês

TIERRA SANTA – Del 16 al 18 de octubre de 2017, y en presencia del Cardenal Leonardo Sandri, prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, los frailes franciscanos continuaron celebrando su 800 aniversario como guardianes de los Santos Lugares y servidores de la comunidad cristiana en Tierra Santa.

San Francisco se encuentra con el sultán Malik Al-Kamil: una noción de diálogo interreligioso

Era el año 1217. Los primeros frailes franciscanos zarparon rumbo a Tierra Santa al cuidado del Padre Elías de Cortona, llegando a la ciudad de Acre. Mientras tanto, la quinta cruzada estaba en marcha en un intento de recuperar Jerusalén y el resto de la Tierra Santa del control del sultán Ayyubid Malik Al-Kamil, con quien San Francisco se aventuró a reunirse en Damietta, Egipto.

En su “Historia Oriental”, el obispo Jacques de Vitry relata los sucesos que rodearon la arriesgada decisión de San Francisco de encontrarse con el sultán; una reunión que duró algunos días, y durante la cual “el Sultán y sus seguidores escucharon atentamente la predicación de Cristo”. Aunque arriesgado, muestra la apertura del santo al diálogo y su coraje. Al mismo tiempo, este acontecimiento nos habla de la disposición a escuchar por parte del Sultán.

800 años después, se puede apreciar el paralelismo entre este encuentro y la visita del Papa Francisco a Egipto. Durante su discurso en el centro de conferencias Al-Azhar en abril de 2017, el Papa, que eligió Francisco como su nombre papal, pidió la intercesión del santo de Asís por una renovada “civilización de paz y encuentro”.

Misión de los frailes franciscanos: más allá de la tutela de los Santos Lugares

El ministerio pastoral y el apoyo social siempre han sido dimensiones fundamentales en la misión de la Iglesia. Hoy, los frailes franciscanos y la Custodia de Tierra Santa supervisan 25 parroquias y administran asociaciones parroquiales, hogares para ancianos, residencias estudiantiles y otras asociaciones cristianas. Además, y como parte de este ministerio, 15 escuelas franciscanas Terra Santa sirven a más de 10.000 alumnos de diferentes denominaciones cristianas y religiones tanto en Tierra Santa como en el Líbano.

En agosto de 2016, el Ministerio de Educación de Israel clasificó a las escuelas cristianas entre las mejores del país. Debido a su excelencia educativa y social, dos escuelas franciscanas, la escuela Terra Santa en Acre y las hermanas franciscanas en Nazaret, se ubicaron en el primer y segundo lugar.

“Les aliento a perseverar con gusto en la educación de los jóvenes, que a menudo corren el riesgo de perder la esperanza en un contexto que todavía no tiene paz”, dijo el Papa Francisco en una carta al padre. Francesco Patton, Custodio de Tierra Santa, con motivo de este aniversario.

Cardenal Sandri: “las obras de restauración alientan los pasos proféticos en el camino de la comunión”

Como guardián de los Santos Lugares desde 1342, la Custodia de los franciscanos protege actualmente 50 santuarios en Tierra Santa. Desde que se estableció el Status Quo en 1852, los franciscanos han sido el principal representante de la comunidad del rito latino en este acuerdo que rige el uso compartido de los lugares santos con el fin de regular las posibles disputas. No obstante, el Status Quo a menudo fue un obstáculo que retrasó las reparaciones necesarias en las frágiles condiciones de las iglesias.

Entre algunos de los santuarios implicados en el Status Quo, y que la Custodia administra conjuntamente con otras Iglesias cristianas, se encuentran el Santo Sepulcro y la Iglesia de la Natividad.

Durante los últimos 5 años, los franciscanos, junto con las iglesias ortodoxa griega y ortodoxa armenia, se han unido en una colaboración sin precedentes que ha permitido acometer restauraciones muy necesarias en los lugares santos más importantes de la cristiandad. Mientras las restauraciones todavía están en marcha en la Iglesia de la Natividad, la tumba renovada de Jesús fue inaugurada en marzo de 2017, durante una ceremonia ecuménica que reunió a las diferentes Iglesias de Jerusalén, además del Patriarca Ecuménico de Constantinopla Bartolomé.

Los próximos 800 años

A lo largo de los 800 años de su presencia, los franciscanos han afrontado los desafíos que las diferentes circunstancias políticas y sociales han venido planteando. Hoy en día, la Custodia, junto con otras iglesias e instituciones cristianas, se enfrenta a un número decreciente de fieles que se van, en su mayoría forzados a abandonar sus tierras ancestrales en Oriente medio como resultado de guerras, persecuciones y dificultades financieras.

Además, un conjunto diferente de desafíos y mentalidades negativas, aunque no tan visibles, todavía prevalecen hoy en la comunidad cristiana en Tierra Santa. Un ejemplo es la percepción de que la Iglesia tiene recursos materiales y financieros ilimitados, de forma que muchas personas se sienten con derecho a recibir la ayuda que la Iglesia les brinda, por la única razón de estar afiliados a una determinada denominación.

Ante estos desafíos, el Cardenal Sandri animó a los franciscanos a continuar su misión como “discípulos de Cristo que viven en hermandad, y que con su vida sencilla, pobre y franciscana pueden ser testigos del Evangelio”.

De la misma manera que las celebraciones de este año marcan el viaje de estos frailes, que dieron y siguen dando sus vidas por las “piedras vivas” de esta tierra y por los peregrinos que la visitan, así como por la tutela de los lugares donde la Palabra de Dios ha morado, sólo podemos esperar que en los próximos 800 años los franciscanos continúen siendo testigos de fe, fraternidad y paz.

Saher Kawas

image_print
Designed and Powered by YH Design Studios - www.yh-designstudios.com © 2017 All Rights Reserved
X