BEIT JALA / BELÉN – Desde el primer domingo de Adviento, el 27 de noviembre de 2016, la ciudad de Judea, donde nació el Salvador, se prepara para celebrar la Navidad.

El domingo 27 de noviembre, el obispo Shomali, vicario patriarcal en Jerusalén y Palestina, celebró la Misa en la Iglesia de la Anunciación en la ciudad de Beit Jala, cerca de Belén. En en su homilía, aprovechó la oportunidad para recordar las cuatro diferentes épocas de la venida de Cristo, a lo largo de la historia.

“La primera vez, explicó, está en el pasado con el nacimiento de Cristo, el más hermoso de los hijos de los hombres. El nacimiento del Mesías, esperado durante siglos, acogido por la ternura de una madre”. Y todo esto fue reforzado por la humildad de la caverna en la que nació. Otro de estos tiempos tiene lugar en el futuro, cuando Cristo regresará en gloria para juzgar a los vivos y a los muertos. Los otros dos se refieren a nuestros tiempos actuales; el primero es sacramental, para sostenernos en nuestro camino hacia el Reino de Dios: de manera especial, Cristo se hace presente entre nosotros en la Eucaristía. El segundo es el momento en que es acogido en los pobres. “Los más pobres, los desnudos, hambrientos, sedientos … son la imagen de Cristo”. Acogiéndolos, damos la bienvenida a Cristo que sufre. Si lo hacemos, si lo “recibimos sacramentalmente, entonces, escatológicamente, Él, a su vez, nos dará la bienvenida y nos juzgará según nuestros actos de misericordia”. El obispo Shomali volvió a enfatizar: “Para pasar este examen escatológico sin dificultad, es importante que seamos conscientes de la venida de Cristo en nuestros tiempos”.

Después de la Misa, en el salón de la parroquia, se celebró un bazar de Navidad con artículos para la venta y numerosos productos artesanales preparados por los cristianos locales: decoraciones de diversos tipos y especialidades gastronómicas, incluyendo las famosas galletas “ma’amul” rellenas con dátiles, nueces o pistachos.

Incluso en Belén, en la Plaza del Pesebre, frente a la Basílica, hubo un mercado de Navidad con numerosos stands, representando a diferentes países durante tres días. Además, en este lugar, se ofrecieron numerosos productos locales. Muchos artistas interpretaron los villancicos clásicos, en un escenario preparado para este propósito.

También en la misma plaza, el sábado 3 de diciembre, se encendió el árbol de Navidad y se presentó un concierto de la Orquesta Filarmónica de Oslo, con la participación de la cantante palestina Luna Amin.

La región de Belén espera que la llegada de peregrinos, impulse el turismo este año que ha estado en crisis durante más de dos años. Los hoteles en esta época del año suelen estar ocupados hasta el 80/90 por ciento de ocupación, pero no alcanzó la mitad de esa cifra el año pasado, según la estimación de la Autoridad Palestina. Las pérdidas son colosales en esta ciudad, rodeada por el muro de separación. Belén, donde uno de cada cinco trabajadores está desempleado, vive principalmente del turismo.

Vivien Laguette

DSC_0116.jpgDSC_0122.jpgDSC_0124.jpgDSC_0134.jpgDSC_0141.jpgDSC_0154.jpgDSC_0157.jpgDSC_0162.jpgDSC_0178.jpgDSC_0181.jpgDSC_0186.jpgDSC_0188.jpg
image_print
Designed and Powered by YH Design Studios - www.yh-designstudios.com © 2017 All Rights Reserved
X