La fiesta de Santa María Magdalena se celebró en Magdala

Published: April 25 Tue, 2017

La fiesta de Santa María Magdalena se celebró en Magdala Available in the following languages:

MAGDALA – El sábado 22 de abril de 2017, se celebró la fiesta de Santa María Magdalena a orillas del lago de Tiberíades, en el sitio arqueológico de Magdala, durante una Misa solemne presidida por el arzobispo Pierbattista Pizzaballa, Administrador Apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén. Muchos fieles de la región y peregrinos de todo el mundo estaban presentes.

El nuevo Magdala Center, dirigido por los Legionarios de Cristo, fascina a los arqueólogos, a judíos y cristianos, peregrinos y turistas, que tienen la oportunidad de descubrir una sinagoga del siglo I y las ruinas de un pueblo a la orilla del mar de Galilea. El parque arqueológico y el santuario, cuyo Centro de Oración Duc in Altum fue inaugurado y consagrado en de mayo de 2014 por Su Beatitud el Patriarca (ahora emérito) Fouad Twal, ya ha acogido a muchos grupos de visitantes. En la actualidad se están construyendo un hotel y un restaurante para alojar familias en peregrinación.

Fue en este lugar, entre los restos de su pueblo natal en Magdala, donde se celebró la fiesta de Santa María Magdalena el sábado 22 de abril de 2017. La memoria litúrgica de Santa María Magdalena ha sido elevada al rango de fiesta en el calendario romano por el Papa Francisco, por un decreto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos del 10 de junio de 2016. Noticia recibida con especial alegría por los fieles de Tierra Santa, que ahora pueden celebrar esta fiesta en el mismo lugar, en el santuario Duc in Altum de Magdala. Un santuario en el que son veneradas María Magdalena y el grupo de mujeres que seguían y servían a Jesús con la mayor devoción.

La memoria litúrgica de la santa, elevada al nivel de fiesta, se celebra generalmente el 22 de julio.  En la Tierra Santa, debido al calor abrumador que se vive en verano, que hace que sea más difícil organizar una reunión importante, el Vicario Patriarcal para Israel, Monseñor Marcuzzo, otorgó una excepción. Por esta razón, se decidió celebrar la fiesta de Santa María Magdalena en el primer sábado después de Pascua.

Este año  la Misa fue oficiada por el Administrador Apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén, Mons. Pizzaballa, concelebrada por el arzobispo de Túnez, Mons. Ilario Antoniazzi; el Nuncio apostólico en Israel, arzobispo Mons. Lazzarotto; el obispo Mons. Marcuzzo, vicario patriarcal; el obispo Mons. Bathish, vicario patriarcal Emérito; el P. Juan Solana LC, a cargo del proyecto Magdala Center y varios sacerdotes en la zona de Galilea.

Ante una gran concurrencia de fieles de todo el país y del mundo, el Arzobispo Pizzaballa, en su homilía (texto completo en italiano) se refirió a la santidad de María Magdalena, la primera a quien se apareció Cristo resucitado y que “representa a la humanidad pecadora y perdonada” así como” la alianza restablecida entre Dios y el hombre”.  El arzobispo estableció un paralelismo entre la Virgen María, María Magdalena, y la Iglesia:” La Virgen María es Madre de la Iglesia y de nuestra madre (…). María Magdalena es la figura de la Iglesia, hecha de pecadores, que son a la vez reconciliados con el Padre por la presencia de Cristo resucitado”. Como” pecadores perdonados”, concluye Mons. Pizzaballa, en esta vigilia del Domingo de la Misericordia “pidamos a María Magdalena que interceda por nosotros y nos lleve a la alegría del Señor resucitado “.

La Santa Misa estuvo animada por el coro Magnificat de la Custodia de Tierra Santa. Al final de la celebración, los voluntarios del Magdala Center  sirvieron un buffet de frutas y dulces. Estos voluntarios son un equipo fuerte y dedicado, que a lo largo del año se turnan para mantener el lugar arqueológico y dar la bienvenida a los peregrinos.

Myriam Ambroselli

Fotos : © Latin Patriarchate of Jerusalem – Claire de Puybaudet