Entrevista con el Sr. Sami El-Yousef, Administrador General del Patriarcado Latino

Entrevista con el Sr. Sami El-Yousef, Administrador General del Patriarcado Latino

Entrevista con el Sr. Sami El-Yousef, Administrador General del Patriarcado Latino
By: Sami El-Yousef Published: 17/03/2022

ENTREVISTA - Nombrado Administrador General en 2017, el Sr. Sami El-Yousef fue el primer laico en ocupar tal cargo dentro del Patriarcado Latino de Jerusalén. Después de cinco años trabajando para la diócesis, accedió a compartir algunos pensamientos sobre sus responsabilidades, antecedentes y planes futuros.

  1. Usted es el primer laico en ocupar el cargo de Administrador General del Patriarcado Latino de Jerusalén. ¿Cómo explica esa elección? ¿Y cómo lo percibe?

La tendencia a confiar importantes responsabilidades a los laicos dentro de la Iglesia no es nueva, pero llegó tarde al Patriarcado Latino de Jerusalén. Como usted ha dicho, nombrar a un laico como Administrador General es una novedad para la diócesis. A nivel social, es histórico; a nivel personal, me siento muy orgulloso y honrado por la confianza depositada en mí por el Patriarca. Creo que por este compromiso, el de un laico con buena experiencia y conocimiento en el manejo de asuntos administrativos y financieros, el objetivo es establecer estándares profesionales para la realización del trabajo involucrado en el cargo.

  1. ¿Cuáles fueron los cargos que ocupó antes de éste? En cuanto a su trabajo actual, ¿se ha beneficiado de estas experiencias?

Pasé 24 años en la Universidad de Belén, primero como profesor de administración de empresas y luego como decano de la facultad de administración de empresas. Después de eso, me convertí en vicepresidente adjunto de asuntos académicos, luego vicepresidente de finanzas y planificación, de 2000 a 2009. Fui la primera persona laica en ocupar este puesto. En 2009, dejé la universidad para unirme a la oficina de CNEWA (Asociación Católica de Bienestar del Cercano Oriente) - Misión Pontificia para Palestina, como Director Regional para Palestina e Israel. Mi trabajo, que hasta ahora se había centrado en estudios académicos y teóricos, adquirió un aspecto mucho más centrado en el terreno; he estado involucrado en asignaciones humanitarias y de desarrollo, que incluyeron brindar servicios de calidad a comunidades marginadas e instituciones cristianas, especialmente aquellas en la Franja de Gaza después de la guerra de 2008, en áreas de educación, salud y servicios sociales.

  1. Como Director General, ¿cuáles son sus responsabilidades?

Se dividen en dos secciones principales: administración general y administración financiera. En otras palabras, soy responsable directo de todos los departamentos administrativos del LPJ. Incluyen, entre otros, finanzas, TI, servicios sociales, recursos humanos, desarrollo y financiamiento de proyectos, compras, dotaciones e ingeniería.

  1. ¿En qué países opera el Patriarcado Latino?

Nuestra diócesis incluye cuatro países: Jordania, Israel, Palestina y Chipre.

  1. Fue nombrado Administrador General en 2017. ¿Qué ha logrado hasta ahora?

Muchos proyectos se han completado en los últimos años. Tenemos en particular:

  • Introducir el principio de presupuestos anuales y reintroducir auditorías financieras externas anuales dentro de la LPJ
  • Reestructurar todos los sistemas administrativos y financieros, incluso a través de una nueva estructura organizativa que respeta los controles internos y la separación de funciones
  • Introducir nuevas descripciones de puestos de trabajo para todas las funciones financieras
  • Introducir procedimientos operativos estándar en toda la diócesis
  • Presupuestos anuales y años fiscales unificados en toda la diócesis
  • Reestructurar todas las cuentas bancarias para que se requieran dos firmas para todos los gastos con el fin de mejorar los controles internos
  1. ¿Cuáles son los planes para la diócesis? ¿Hay algo en vigor con respecto al empleo en Gaza?

Trabajamos en 40 proyectos cada año centrándonos en la construcción y renovación de propiedades, iglesias y escuelas. En otras palabras, desarrollamos y modernizamos las infraestructuras afiliadas al Patriarcado Latino. También brindamos servicios humanitarios. Por ejemplo, creamos un programa de oportunidades laborales en la Franja de Gaza para brindar oportunidades de empleo a los residentes, después de capacitarlos durante un período de dos años. Esto les permite ganar experiencia para encontrar trabajo en diferentes tipos de empresas, como bancos y hospitales, o en instituciones afiliadas al Patriarcado. Gracias a este programa, 70 empleados en Gaza ahora llevan una vida digna, sin necesidad de caridad. También brindamos servicios humanitarios a los refugiados iraquíes en Jordania, que incluyen subsidio de vivienda, subsidio de seguro médico y subsidio de educación. Otro proyecto que hemos implementado es la creación de una asesoría financiera, con la función de revisar, estudiar y aprobar los presupuestos anuales y las auditorías externas.

  1. Hablemos de establecer prioridades financieras. ¿Cuáles son los criterios y cuál es el papel del asesor financiero?

Las prioridades se dejan a la apreciación de las diferentes instituciones. En cuanto al consejo financiero, le corresponde estudiarlos, determinar su importancia y aprobarlos.

  1. ¿Cómo previene la posibilidad de confusión entre la gestión de los recursos patriarcales y los intereses individuales o familiares?

A través de la fiel implementación de los procedimientos operativos estándar, que nos permiten distribuir las tareas entre todos los sectores del Patriarcado, cada uno con su propia responsabilidad. Estos procedimientos aseguran que los intereses personales no prevalezcan sobre los intereses públicos.

  1. ¿Cuáles son los mayores desafíos que ha tenido que superar?

Proporcionar recursos financieros a la administración del Patriarcado anualmente y asegurar los salarios de nuestros aproximadamente 2.000 empleados. La falta de apoyo internacional, debido a la debilidad de la causa palestina a escala mundial, es también un gran desafío... como lo es la crisis que atraviesa la Iglesia católica en todo el mundo, así como la escasez de sus recursos. . Por supuesto, la pandemia de COVID-19, que ha reducido los recursos financieros de los donantes, también ha sido un obstáculo muy grande que superar.

  1. ¿Qué novedades le ha aportado este cargo?

La novedad es el gran reto de gestionar una institución del tamaño del Patriarcado Latino, en toda la extensión de la palabra. Otro aspecto que no había experimentado antes es el espíritu de equipo compartido entre sacerdotes y laicos, así como la distribución de roles y responsabilidades, que deben organizarse en el mejor interés y desarrollo del Patriarcado, sin olvidar que todos trabajamos para la Iglesia; para maximizar el beneficio de nuestras comunidades locales, el sistema de valores es lo que debe guiar nuestro trabajo, no los estándares comerciales.

Entrevista realizada por el CMC