Vicariato de Santiago

Vicariato de Santiago
Contact information:

Fr. Piotr Zelazko
Saint Simeon and Anne House
10 Rabbi Kook Street
P.O.B. 581
9100402 Jerusalem
Tel: 054 806 1440

Secretaría: Sr. Anna Manyonga
Correo electrónico: [email protected]
Página web: http://www.catholic.co.il/
Canal de YouTube: https://bit.ly/3HD42bm

El Vicariato de Santiago para los católicos de habla hebrea atiende a los católicos latinos que viven en la comunidad judía de habla hebrea en Israel. El Vicariato es parte integrante del Patriarcado Latino de Jerusalén y trabaja en plena comunión y colaboración con el Patriarca, sus vicarios y los sacerdotes y fieles del Patriarcado.

 

En la actualidad, las comunidades católicas de habla hebrea actúan principalmente en Jerusalén, Tel Aviv-Jaffa, Haifa, Beer Sheva y Tiberíades. El Vicariato incluye también comunidades de fieles de habla rusa. Los sacerdotes y fieles del Vicariato están muy implicados en el servicio pastoral y catequético de los hijos de inmigrantes y solicitantes de asilo de lengua hebrea en todo el país.

 

El Vicariato de Santiago se enfrenta a tres retos principales:

 

1. La transmisión de la fe: La constitución de una minoría católica en una sociedad predominantemente judía es una experiencia nueva en la historia de la Iglesia. Por lo tanto, el Vicariato tiene la misión de alimentar la fe de estas pequeñas comunidades, especialmente de los niños y jóvenes, que viven y se integran en la sociedad judía de habla hebrea.

 

2. Testigos de la justicia y la paz, al servicio de los pobres: Como parte de la Iglesia en Tierra Santa, el Vicariato promueve los valores de la paz y la justicia, el perdón y la reconciliación en un contexto de violencia y guerra. Además, el Vicariato tiene una misión especial con las decenas de miles de inmigrantes y solicitantes de asilo que residen en el país.

 

3. Diálogo interreligioso: Desde sus orígenes, el Vicariato de Santiago ha sido sensible al diálogo interreligioso, en particular con el pueblo judío entre el que residen nuestros fieles. La presencia entre nosotros de hermanos y hermanas que son a la vez judíos e hijos de la Iglesia ha hecho más urgente la labor de tender puentes. Algunas de nuestras actividades interconfesionales, en las que participan tanto musulmanes como judíos, nos enseñan que los seres humanos podemos convivir en paz y entendimiento a pesar de los problemas políticos dolorosos y no resueltos.

 

A través de todas estas actividades, y sin ninguna forma de proselitismo, el Vicariato de Santiago demuestra que da testimonio, siempre y en todo lugar, del mensaje de Cristo que ordenó a sus discípulos ser fieles, veraces, misericordiosos y pacificadores.