13 de noviembre de 2021: El milagro de la multiplicación de panes y peces en Tabgha

By: Florence Budry/ lpj.org - Published: November 19 Fri, 2021

13 de noviembre de 2021: El milagro de la multiplicación de panes y peces en Tabgha Available in the following languages:

TABGHA - Como cada año, según una tradición reciente pero bien establecida, este segundo sábado de noviembre, la Iglesia de la Multiplicación de Tabgha acogió la fiesta de la Multiplicación de los Panes y de los Peces en el presunto lugar de este milagro.

Entre Magdala y Capernaum, junto al Monasterio de las Bienaventuranzas, frente al lago Tiberíades, la Iglesia de la Multiplicación de Tabgha es uno de los santuarios más antiguos y conmovedores de Tierra Santa. Evidenciando una veneración muy antigua en este lugar dedicado a este milagro, la iglesia actual está construida según el plan y en el mismo sitio de una iglesia del siglo IV.

Durante casi 25 años, los benedictinos alemanes de Tabgha han acogido cada año en la misma fecha, la fiesta del milagro de la multiplicación de panes y peces, tras una decisión tomada durante un sínodo pastoral destinado a ayudar a las comunidades locales a venerar y vivir mejor en los lugares santos.

Por tanto, esta fecha no es la fiesta de la comunidad benedictina, sino una fiesta destinada a todos los cristianos locales, abierta a todas las iglesias, para conmemorar este milagro en el mismo lugar donde tuvo lugar.

Fue en medio de una gran multitud que S.B. el Patriarca Pierbattista Pizzaballa, acompañado por el Obispo Marcuzzo, Vicario Patriarcal Emérito, presidió esta celebración, en presencia del Padre Abad Bernhard Marie Alter, OSB, Padre Jonas, OSB, el Superior de la comunidad que organizó esta fiesta, y numerosos sacerdotes y religiosos.

La ceremonia se llevó a cabo principalmente en árabe, y algunas partes se hablaron en inglés o alemán. Los cantos fueron dirigidos por el Pequeño Coro de Jesh, y el servicio litúrgico fue proporcionado por voluntarios alemanes de Beit Noah, un centro de actividades para niños, incluidos aquellos con discapacidades.

En el momento del ofertorio, se llevaron al altar enormes cestas de pan y algunos peces reales, que luego se distribuyeron a los participantes después de la Misa, reviviendo esta escena del Evangelio para todos.


Fotografías de Katharina Saphir