Carta de los Ordinarios Católicos a los Jefes de las Iglesias Cristianas en Tierra Santa

Published: January 26 Wed, 2022

Carta de los Ordinarios Católicos a los Jefes de las Iglesias Cristianas en Tierra Santa Available in the following languages:

26 de enero de 2022

 

Carta de los Ordinarios Católicos

a los Jefes de las Iglesias cristianas de Tierra Santa

Por iniciativa de Su Santidad el Papa Francisco, hemos iniciado un proceso importante en las Iglesias católicas de Tierra Santa, un sínodo. Su Santidad propuso a todos los fieles de todo el mundo que se comprometieran con ella. Se trata de ponernos en camino juntos, de escucharnos unos a otros, de crecer en comunión, de fortalecer la participación de todos y de comprometernos con más entusiasmo en la misión de la Iglesia. Mientras caminamos juntos, nos damos cuenta una vez más de que no caminamos solos.

El propósito de este Sínodo es renovar nuestra Iglesia en un momento en que nos enfrentamos a tantas crisis a todos los niveles. La pandemia ha tenido efectos trágicos en la vida de la Iglesia. La situación política sigue creando innumerables obstáculos a nuestra misión y a la vida de nuestros fieles. Están exhaustos y a menudo desesperados, viendo poco o ningún futuro para los cristianos en nuestra región. Todos necesitamos renovar nuestras energías, volver a comprometernos con nuestra fe y creer que caminar con Cristo conduce a un horizonte de esperanza.

Su Santidad el Papa Francisco nos ha invitado a participar primero localmente en este Sínodo. Esta etapa continuará hasta principios de septiembre de 2022. Durante este período, nuestras parroquias, instituciones cristianas, congregaciones y movimientos caminarán juntos por el camino sinodal. Tomaremos nota de los hechos para redactar un informe completo sobre el estado de la Iglesia al final de este tiempo. Luego el proceso pasará a los niveles regional, continental y finalmente internacional para que se pueda iniciar una nueva forma de ser en la Iglesia, una forma que se base en las llamadas y los dones de todos los miembros del Cuerpo de Cristo.

Os escribimos durante la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, para entablar nuestra relación fraterna con vosotros, con el deseo de informaros de lo que sucede en la vida de nuestras Iglesias. Nos encantaría compartir con vosotros lo que aprendamos y también aprender de vosotros, escuchando vuestra sabiduría y experiencia. El Papa Francisco ha dicho y escrito repetidamente que los católicos tienen mucho que aprender de los ortodoxos en cuanto al ejercicio de la sinodalidad. Al ponernos en marcha, somos más conscientes que nunca de que estamos todos juntos, como discípulos de Cristo en esta tierra que es su casa, llamados a dar testimonio de Él. Recordamos que su anhelo más querido era que fuéramos uno (cf. Juan 17).

Este sínodo es un sínodo en el que estamos invitados a escuchar más que a hablar. Escuchamos la voz del Señor cuando nos encontramos con Él en el camino, la voz del Espíritu Santo que nos llega a través de la lectura de las Escrituras y del encuentro con el prójimo. Siendo la escucha el centro del proceso sinodal, deseamos no sólo informaros de este proceso sino también escuchar todo lo que quieran decirnos. Animamos a nuestros sacerdotes a estar en contacto con los sacerdotes y párrocos de todas las comunidades cristianas que viven en su región. Están presentes en nuestras oraciones y en nuestro compromiso pastoral, ya que todos nos comprometemos de nuevo a encontrar al Señor resucitado y a ser renovados en una nueva efusión del Espíritu.

Los católicos de todo el mundo oran con todos los cristianos para que el sínodo se lleve a cabo en un espíritu ecuménico:

Oración sinodal

con motivo de la semana por la unidad de los cristianos

Padre celestial,

como los Reyes Magos llegaron a Belén guiados por la estrella,

así, por tu luz celestial,

guía a la Iglesia Católica a caminar junto con todos los cristianos en este tiempo de sínodo.

Mientras los Reyes Magos estaban unidos en su adoración a Cristo,

condúcenos más cerca de tu Hijo y así unos de otros,

para que seamos signo de la unidad que deseas para tu Iglesia y para toda la creación.

Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén

 

El presidente

+ Pierbattista Pizzaballa, OFM

Patriarca Latino de Jerusalén

El secretario general

Pietro Felet scj

Jerusalén, 26 de enero de 2022