Celebrar la presencia del Señor entre nosotros

By: Cécile Leca/ lpj.org - Published: June 16 Thu, 2022

Celebrar la presencia del Señor entre nosotros Available in the following languages:

JERUSALÉN – Todos los jueves después de la fiesta de la Trinidad, la Iglesia Católica Romana celebra la Solemnidad del Santísimo Sacramento del Cuerpo y la Sangre de Cristo, o Corpus Christi, que celebra la presencia del Señor en la Eucaristía. En Tierra Santa, esta Solemnidad tiene lugar en el Santo Sepulcro, durante la cual el celebrante lleva el Santísimo Sacramento bajo un dosel, en procesión alrededor del Edículo.

Este año, tras la celebración de las Vísperas del día anterior, Su Beatitud Pierbattista Pizzaballa, Patriarca Latino de Jerusalén, celebró la tradicional Solemnidad junto a Mons. Ilario Antoniazzi, Arzobispo de Túnez, Mons. William Shomali, Vicario General, Mons. Rafic Nahra, Vicario Patriarcal para Israel, y Fr. Nikodemus Schnabel, OSB, Vicario Patriarcal para Migrantes y Solicitantes de Asilo. También estuvo presente Monseñor Giacinto-Boulos Marcuzzo, Obispo emérito del Patriarcado Latino, quien pronunció un discurso de agradecimiento y felicitación después de las laudes y antes del inicio de la misa, especialmente sobre el tema de los jubileos sacerdotales celebrados este año. La celebración continuó hasta  la tradicional procesión alrededor del Edículo, que es una de las más famosas de Tierra Santa.

Fue a petición del Papa Urbano IV que Santo Tomás de Aquino escribió, en 1264, todo el oficio y la misa de esta solemnidad, incluyendo la famosa secuencia latina Lauda Sion; un resumen poético de su tratado Summa theologica, Parte III, cuestión 75, "La Conversión del Pan y el Vino en el Cuerpo y la Sangre de Cristo". También le debemos la mayoría de los motetes que enriquecen el repertorio de la salvación en el Santísimo Sacramento: Panis Angelicus, O salutaris Hostia y Tantum ergo.

En los países de tradición católica, el Corpus Christi da lugar a magníficas procesiones donde se suele honrar a los primeros comulgantes, y donde las ciudades se engalanan con sus más bellas galas; luces, guirnaldas, alfombras de flores… Todo se hace para ayudar a los fieles a tomar conciencia del milagro constantemente renovado de la encarnación y la transubstanciación (transformación del pan y el vino en el cuerpo y la sangre de Cristo).

“Esta celebración es una de mis favoritas”, dijo uno de los fieles presentes en la celebración, residente en Jerusalén. “Asisto todos los años porque, además de su belleza, encarna para mí el aspecto más importante de la religión cristiana; la presencia de nuestro Señor en nosotros y con nosotros.»

“No sabía nada de esta fiesta antes de venir aquí”, revela otra, una joven de nacionalidad francesa, de visita en Jerusalén. “Con mi familia celebramos las grandes fiestas tradicionales; Semana Santa, Pentecostés, Navidad… Pero nunca antes había oído hablar del Corpus Christi. Es un hermoso descubrimiento… Sobre todo por el hecho de vivirlo aquí, en Tierra Santa, donde Cristo vivió y enseñó.»

Sin embargo, Corpus Christi está lejos de terminar. La próxima semana Monseñor William Shomali celebrará la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús en Belén, en la Iglesia Salesiana de la ciudad. Después de una Misa, el Vicario General del Patriarcado Latino llevará a su vez el Santísimo Sacramento por las calles de Belén, hasta la Basílica de la Natividad, permitiendo a los fieles contemplar y honrar con sus oraciones la presencia real de Dios en el mundo.