El arte del mosaico: Entrevista con el Sr. Osama Hamdan, Presidente del Centro del Mosaico de Jericó

By: Cécile Leca/ lpj.org - Published: September 09 Fri, 2022

El arte del mosaico: Entrevista con el Sr. Osama Hamdan, Presidente del Centro del Mosaico de Jericó Available in the following languages:

JERICO - Desde 2002, el Centro del Mosaico de Jericó trabaja, entre otras cosas, para revitalizar el arte del mosaico, un rico patrimonio cultural mediterráneo y palestino. Entre las renovaciones, los trabajos de conservación y las creaciones originales, el equipo, dirigido por el Sr. Osama Hamdan, presidente del Centro, se ha hecho un nombre en Tierra Santa y en el extranjero por su pericia, poco frecuente en un ámbito todavía poco conocido localmente. 

  • Sr. Hamdan, usted es el presidente del Centro del Mosaico de Jericó y también es un conservador de renombre, que ha renovado muchos lugares cristianos y lugares sagrados. ¿Puedes contarnos más sobre tu trabajo?

En el Centro del Mosaico de Jericó, que fundé en 2002 con el Padre Michele Piccirillo, OFM, y mi colega Carla Benelli, trabajo principalmente en la renovación y conservación de mosaicos. El Centro de Mosaico también cuenta con un centro de cerámica en Nisf Jubeil, así como un centro de alimentación que ofrece platos tradicionales y clases de cocina, y una extensión de una casa de huéspedes, cuya estructura principal se encuentra en Sebastia. También tenemos otro taller de mosaico en Belén. Nuestro trabajo sobre el patrimonio cultural de los mosaicos y la cerámica es múltiple: conservación, renovación, creación original, campañas de sensibilización y cursos de formación.

El Centro del Mosaico de Belén (calle de las Estrellas)

  • ¿Cuál es su procedimiento de trabajo habitual cuando trabaja con mosaicos (renovación y conservación)?

Adoptamos un enfoque científico. Para preparar nuestra intervención y decidir el enfoque y el método que vamos a utilizar, siempre empezamos por documentar y estudiar los mosaicos sobre los que vamos a trabajar. Luego presentamos el proyecto al cliente. Nuestro objetivo es contribuir a preservar los valores y el mensaje del patrimonio cultural que se nos ha confiado. También intentamos que las personas que van a ver este patrimonio comprendan mejor su significado. Debemos conservar la belleza y la riqueza originales del arte, sin dejar de considerar la impresión que dejará tras nuestro trabajo.

  • ¿Puede describir algunos proyectos completados en los que ha trabajado?

A lo largo de los años, nuestra creciente experiencia en estos campos nos ha permitido trabajar en muchos grandes sitios cristianos: Dominus Flevit, Getsemaní, Magdala, San Pedro en Gallicantu, la Abadía de la Dormición... Como también ofrecemos creaciones originales, tenemos muchos pedidos, tanto en el extranjero (Francia, Italia, Alemania, etc.) como a nivel local. En Nazaret, por ejemplo, desde hace cinco años, somos responsables de la creación de algunos de los iconos de mosaico de la Virgen María que decoran la Basílica de la Anunciación.

Pero no sólo trabajamos con cristianos: también hemos trabajado en lugares musulmanes y sinagogas. Nuestro Centro del Mosaico constituye un gran puente entre las personas que viven aquí y que, a pesar de sus diferentes credos, tienen mucho en común, especialmente en lo que se refiere al patrimonio cultural.

Una creación original del Centro del Mosaico

  • ¿Por eso te hiciste conservador? ¿Para construir puentes?

Originalmente soy arquitecto. Estudié en Italia, donde, como me gustaba la historia, me especialicé en conservación. Pero no sabía mucho sobre el arte del mosaico hasta que conocí al Padre Michele [Piccirillo], uno de los cofundadores del Centro del Mosaico. Era un experto en el arte del mosaico y la arqueología bizantina en Oriente Medio, y me enseñó todo lo que sabía. Con él, pude trabajar con mosaicos en Siria, Jordania, Palestina... Realmente me abrió la mente y los ojos a este arte. Hasta su muerte en 2008, trabajamos juntos en muchos proyectos, entre ellos la creación y ampliación del Centro del Mosaico de Jericó.

Hoy, lo que hago es una verdadera satisfacción para mí. Porque experimentamos, creamos. Y damos esperanza a la gente, especialmente a los jóvenes. La situación aquí puede ser difícil, y a veces uno piensa que no hay esperanza. Pero al dar a la gente la oportunidad de trabajar en nuestro Centro, de tener un trabajo bueno y respetado, de convertirse en un verdadero experto en un campo como este, les damos la esperanza de un futuro mejor y más brillante. 

En el Centro del Mosaico de Jericó

Como ya he mencionado, también creo que el patrimonio cultural es una herramienta esencial para el diálogo y la tolerancia. Tenemos empleados musulmanes, y siempre tienen curiosidad por entender y aprender más sobre los sitios en los que trabajan. "¿Quién es este personaje, qué hace, por qué está dibujado así?"  El patrimonio es una forma de conocer al otro, de abrirse a él, de aceptarlo y respetarlo. Y como los conocemos, ya no les tenemos miedo. Al enseñar y mostrar a la gente diferentes artes de distintas religiones, rompemos los muros entre comunidades, creamos un diálogo posible. 

  • ¿Cómo surgió el Centro Mosaico de Jericó? ¿Cuáles son sus objetivos?

Todo comenzó con un proyecto de formación con seis jóvenes palestinos. La idea era enseñarles a cuidar su patrimonio cultural, especialmente los mosaicos, porque no hay muchos especialistas en este campo. Así que creamos un taller de formación para dotarles de habilidades de conservación.

En la actualidad, el centro es una organización no gubernamental polifacética que emplea a unas 25 personas. Nos dirigimos a las personas vulnerables - especialmente a las mujeres - con oportunidades de formación y empleo. También empleamos a personas con discapacidad. Estos últimos especializados en la creación de mosaicos originales.

El objetivo principal de nuestro centro es sencillo: concienciar a la gente del valor del patrimonio cultural local, no sólo como un gran recurso, sino también como un beneficio para la población local: un beneficio cultural, social y económico.

Nuestro proyecto trata del renacimiento de los mosaicos, no sólo como artesanía, sino también como arte.

Osama (a la izquierda) y su equipo en Magdala, en el interior de la sinagoga del sigo I dc descubierta en 2009

  • ¿De dónde extrae su inspiración para los mosaicos?

Depende. Nuestro país ha estado influenciado por muchas épocas diferentes: Helenística, romana, bizantina, islámica, cruzada, otomana... Pero también, durante el siglo XIX, por muchas corrientes extranjeras; italianas, alemanas, inglesas... Hoy en día, nuestra experiencia nos permite aprovechar cada uno de estos estilos y técnicas diferentes. Y nuestra inspiración no sólo se encuentra aquí, sino en toda la región de Oriente Medio.

Para los mosaicos originales, a menudo nos inspiramos en artistas palestinos, o creamos nuestro propio estilo. Por desgracia, las escuelas de aquí no hacen mucho hincapié en la educación artística, así que nuestros empleados acaban siendo más artesanos que artistas. Sin embargo, con la experiencia, son capaces de interpretar obras de arte, pinturas o dibujos a su manera e incorporarlos a sus mosaicos con un toque personal.

Sin embargo, a menudo tenemos que simplificar las obras que nos inspiran, ya que los mosaicos son caros. Para hacer una pieza pequeña necesitamos 100 teselas (para un diseño sencillo - a veces, cuando las teselas son más pequeñas, se necesitan más). Y como utilizamos técnicas y herramientas del pasado (todo se hace a mano), tenemos que cortar, ajustar y recortar cada pieza. Esto requiere tiempo, paciencia y recursos.

  • ¿De qué están hechos los mosaicos?

Están hechas de piedras naturales de colores. Pero a veces utilizamos teselas de vidrio y oro para nuestros iconos, como los de Nazaret, porque, al ser un material químico, ofrecen más posibilidades en cuanto a colores. Las piedras son menos brillantes, menos coloridas. Sin embargo, tienen un valor especial para nosotros; después de todo, son las piedras de Tierra Santa.

  • Ya hemos hablado de sus proyectos realizados. ¿Puede hablarnos de algunos de sus proyectos actuales?

En este momento estoy trabajando en el Santo Sepulcro. También tenemos proyectos en Ein Karem y Betania, donde estamos realizando trabajos de renovación, conservación y excavación. En Sebastia, estamos trabajando en la puesta en valor del yacimiento, y también estamos realizando excavaciones y renovaciones. Y también estamos renovando la cima del Monte Nebo en Jordania. Es posible que pronto empecemos a trabajar también en algunos edificios mamelucos de Jerusalén.

Preservación de mosaico en Betania

  • Última pregunta: ¿tiene un sueño, como conservador, para un lugar en particular en Tierra Santa o sobre un proyecto en particular?

Estoy muy contento de haber sido elegido para trabajar en el Santo Sepulcro. Es un lugar de gran valor histórico, cultural y religioso, y me gusta mucho. Pero si pudiera elegir cualquier lugar... También me gustaría trabajar en los mosaicos de la Cúpula de la Roca. Y publicar algo sobre los mosaicos del Palacio de Hisham. Ese sería mi sueño.

Créditos fotografías (salvo fotografía principal): https://mosaiccentrejericho.com/