Fiesta de Cristo Rey: “Recordando quién es Él realmente”

By: Cécile Leca/ lpj.org - Published: November 20 Sun, 2022

Fiesta de Cristo Rey: “Recordando quién es Él realmente” Available in the following languages:

TABGHA - El domingo 20 de noviembre, la comunidad filipina en Tierra Santa celebró la fiesta de Cristo Rey en la Iglesia de la Multiplicación de los Panes y Peces, en Galilea.

Esta solemnidad, que destaca la realeza de Jesús y su reino venidero, fue añadida al calendario litúrgico por el Papa Pío XI en 1925, y marca el final del año litúrgico.  

Aunque la mayor parte de la comunidad filipina vive cerca de la zona de Tel Aviv, la fiesta fue una oportunidad para que los filipinos que viven en el norte del país se reunieran en una misa presidida por el Padre Nikodemus Schnabel, OSB, Vicario Patriarcal para los Emigrantes y Solicitantes de Asilo.

"Jesucristo, nuestro Rey, nos muestra verdaderamente la belleza del ser humano", dijo durante su homilía, tras saludar a la comunidad filipina y a los Hermanos Pasionistas, Benedictinos y Franciscanos que participaron en la celebración. "Porque su vida no consistía en mejorar, sino en dedicarse. [...] Así que, como él, dedica tu tiempo, tu amor, tu vida, sin otras intenciones. Estar con los demás y con Dios, y saborear de verdad la belleza de ser sus criaturas".

Tras la misa, que se celebró en Tabgha precisamente porque las Hermanas Benedictinas encargadas del lugar se llaman Hermanas Benedictinas del Rey Eucarístico, los filipinos siguieron celebrando con un programa que incluía bailes, una comida compartida y música. "Cantar es una forma de alabar al Señor y agradecerle todo lo que hace por nosotros", dijo Jill, miembro del coro.

"Era la primera vez que celebraba esta fiesta", dijo Ángel, que es voluntario en la Iglesia de la Multiplicación desde el 21 de julio. "Creo que es una forma muy bonita de terminar el año litúrgico, porque a lo largo del año vivimos la historia de Jesús y aprendemos lo que significa ser cristiano.... Con todos sus altibajos, desde la Navidad hasta la crucifixión. Terminar con la celebración de Cristo Rey nos recuerda por fin quién es realmente".