Intercambio de felicitaciones navideñas entre las confesiones cristianas en Jerusalén

By: Cécile Leca/ lpj.org - Published: January 04 Tue, 2022

Intercambio de felicitaciones navideñas entre las confesiones cristianas en Jerusalén Available in the following languages:

JERUSALÉN - El 28 y 29 de diciembre de 2021, las diversas confesiones cristianas de la ciudad tres veces santa visitaron la sede del Patriarcado Latino para intercambiar felicitaciones navideñas con SB. Monseñor Pierbattista Pizzaballa, Patriarca Latino de Jerusalén.

Esta es una antigua tradición, y no se lleva a cabo una sino dos veces al año: Semana Santa y Navidad. Para Navidad, los saludos se intercambian tres veces: primero el 25 de diciembre, luego el 7 de enero (día de Navidad ortodoxo, que corresponde al 25 de diciembre en el calendario juliano) y finalmente el 19 de enero (Navidad del Patriarcado Apostólico Armenio de Jerusalén, que corresponde al 6 de enero de nuestro calendario).

 

El martes, los Griegos ortodoxos hicieron su entrada primero, encabezados por el Patriarca Teofilos III. Franqueados por kawas con trajes tradicionales, la delegación se dirigió hacia el salón de recepciones del Patriarcado en presencia de SB. Monseñor Pizzaballa, quien les dio la bienvenida. Luego, los dos Patriarcas mantuvieron un cambio de impresiones sobre la situación actual y el período navideño, antes de disfrutar de un breve momento de intercambio y convivencia bajo los flashes de los fotógrafos.

A la partida de Teófilo III siguió la llegada de delegaciones copto-ortodoxa, sirio-ortodoxa y católica, anglicana, luterana, melquita greco-católica, maronita y católica-armenia. Todos intercambiaron saludos navideños antes de pasar a los tradicionales villancicos grupales.

El miércoles, SB. Monseñor Pizzaballa recibió Su Beatitud Nourhan 1er Manougian, Patriarca armenio-apostólico de Jerusalén, para un último intercambio de votos antes del 7 de enero, que marcará la Navidad en el calendario juliano.

Para el Padre Nikodemus, Vicario patriarcal para migrantes y solicitantes de asilo en el Patriarcado Latino de Jerusalén, este tradicional encuentro ecuménico es un momento importante que no debe perderse. “Incluso cuando era un joven monje en Dormition Abbey, hice un esfuerzo por asistir a cada una de estas visitas. Constituyen sólidas anclas en la vida eclesial de Jerusalén y mantienen viva la conversación ecuménica y la convivencia. Impiden que cada comunidad eclesial se preocupe sólo por sí misma y, al final, ponen de relieve, una y otra vez, la base común y sólida de nuestra presencia aquí: la fe común en la Encarnación y la Resurrección de nuestro Señor y Salvador."