La Orden del Santo Sepulcro aporta su ayuda al Patriarcado latino en respuesta al Covid-19

Published: September 25 Fri, 2020

La Orden del Santo Sepulcro aporta su ayuda al Patriarcado latino en respuesta al Covid-19 Available in the following languages:

Desde mayo de 2020, los 30.000 Caballeros y Damas de la Orden del Santo Sepulcro presentes en los distintos continentes han tenido aún más en cuenta a sus hermanos de Tierra Santa que han sido duramente afectados por la crisis sanitaria y económica causada por el COVID-19. A pesar de las difíciles condiciones en todo el mundo, la generosidad no ha disminuido y en los últimos meses el Gran Magisterio de la Orden del Santo Sepulcro ha podido enviar unos tres millones de euros al Patriarcado latino de Jerusalén, además de la ayuda ordinaria proporcionada cada mes, para atender las necesidades humanitarias de sus fieles[1].

«De hecho, no hay ninguna región del mundo que no haya sido afectada, en diferentes grados, por el Covid-19. [...] La Tierra Santa, que encuentra en las peregrinaciones religiosas y en el turismo el motor de la economía de miles de familias, también se ha visto gravemente afectada». Así, el Gran Maestre, el cardenal Fernando Filoni describió la situación en curso en mayo, en la nota que acompañaba la creación de un «Fondo de Apoyo Humanitario Covid-19» especial por parte del Gran Magisterio de la Orden del Santo Sepulcro.

La Orden del Santo Sepulcro, que tiene como finalidad institucional - recordaba el cardenal Filoni - el apoyo a la Iglesia Madre de Jerusalén, a las escuelas dirigidas por ella y a las iniciativas caritativas y sociales, ha tomado en serio las nuevas necesidades, estableciendo este fondo para la recaudación de subvenciones extraordinarias. Tras esta comunicación, llegaron unos dos millones específicamente para el Fondo Covid-19, además de un millón para los gastos humanitarios más generales, cuyo presupuesto a principios de año era mucho más bajo.

El Gobernador General de la Orden del Santo Sepulcro, el embajador Leonardo Visconti di Modrone comentó: «Durante los días de confinamiento entramos en contacto con los responsables de las Lugartenencias que, aunque también tenían que hacer frente a las necesidades causadas por la emergencia sanitaria en sus propios países, querían hacer sentir su cercanía a los hermanos de Tierra Santa. Agradecemos que el apoyo especial del fondo Covid-19 no haya sustituido el compromiso regular de nuestros miembros de contribuir a la vida cotidiana de la diócesis de Jerusalén, sino que se haya añadido a él».

Las cantidades enviadas a Tierra Santa han permitido responder rápidamente a una serie de necesidades urgentes. El administrador general del Patriarcado latino de Jerusalén, Sami El-Yousef, describe las acciones emprendidas de la siguiente manera: «Gracias a la ayuda humanitaria de la Orden, hemos podido apoyar a más de 2.400 familias en más de 30 parroquias y responder a sus necesidades básicas, distribuyendo bonos para comida, productos de higiene y cuidado infantil, medicamentos y pago de facturas. Esto se hizo con la colaboración de los párrocos y consejos parroquiales que, junto con las autoridades locales, aseguraron una distribución justa de los recursos». Además, siguió diciendo, «hemos podido ayudar a 1.238 familias en Jordania y a 1.180 familias en Palestina a pagar los gastos de escolaridad». La situación en Tierra Santa, como en varios otros países, sigue mostrando situaciones críticas y, en las próximas semanas y meses, los fondos enviados seguirán utilizándose para no abandonar a quienes siguen encontrándose en estado de necesidad.

«Gracias al apoyo del Gran Maestre con el Gran Magisterio, nuestro llamamiento a los Caballeros y Damas ha tenido una respuesta que ha superado con creces nuestras expectativas y nos ha dado el respiro necesario para afrontar esta emergencia con mayor serenidad. A todos nos ha sorprendido e impresionado la respuesta inmediata y su alcance», dijo Mons. Pierbattista Pizzaballa, Administrador Apostólico del Patriarcado, explicando cómo los cristianos de Tierra Santa se sintieron apoyados en este difícil momento por los Caballeros y Damas de todo el mundo.


[1] En los últimos diez años, la Orden del Santo Sepulcro ha enviado más de 120 millones de contribuciones para las necesidades de Tierra Santa, de los cuales 14 millones fueron durante el año 2019.