Las Iglesias de Jerusalén se unen a los maronitas de Tierra Santa para celebrar San Marón

By: lpj.org - Published: February 16 Wed, 2022

Las Iglesias de Jerusalén se unen a los maronitas de Tierra Santa para celebrar San Marón Available in the following languages:

JERUSALÉN - El 9 de febrero, la Iglesia Católica celebró a San Marón, fundador de la Iglesia Maronita. En esta ocasión, el clero maronita había invitado cordialmente a los representantes de otras comunidades a celebrar con ellos esta fiesta, en un espíritu fraterno y festivo.

El Padre Jerzy Kraj, Vicario Patriarcal Latino de Chipre, fue invitado a la celebración presidida por Monseñor Selim Sfeir, Arzobispo Maronita de Chipre en la Catedral de Nuestra Señora de Gracia en Nicosia, mientras que en Haifa, en Galilea, pero también en Amman, Belén y Jerusalén, se organizaron diversos actos que reunieron a alguna de las comunidades maronitas más importantes.

En Jerusalén, en la pequeña capilla de la Casa de Huéspedes Maronita, situada cerca de la puerta de Jaffa, el sábado 12 de febrero, Monseñor Moussa El-Hage, Arzobispo Maronita de Haifa y Tierra Santa, presidió una misa consular en presencia de Monseñor

Adolfo Yllana, Nuncio Apostólico para Israel y Chipre y Delegado Apostólico para Palestina y Jerusalén y el Sr. René Troccaz, Cónsul General de Francia en Jerusalén. Concelebraron el Padre Antoine Doueihy, párroco de Jerusalén y el Padre Khalil Maroun, lazarista. El diácono Sobhy Makhoul, gerente de la Casa de Huéspedes Maroun de la Puerta de Jaffa, el Mukhtar de la Comunidad, el Sr. Aoun, el Dr. Yussef Zaknoun, director del Centro Cultural Al-Liqà, y las Hermanas Maronitas de Santa Teresa dieron la bienvenida a los invitados y dirigieron el coro local.

También han asistido a esta celebración numerosos dirigentes y religiosos: Monseñor William Shomali, Vicario General Patriarcal Latino para Jerusalén y Palestina, Monseñor Boulos Marcuzzo, Vicario Patriarcal Latino Emérito, y Mounib Younan, Obispo Emérito de la Iglesia Evangélica Luterana, como así como el Padre Felet, secretario de la Asamblea de Ordinarios Católicos de Tierra Santa. La Iglesia ortodoxa siríaca estuvo representada por el archimandrita Shimeon, vicario patriarcal, y el Padre Boulos Khano, monje del monasterio siríaco. También estuvieron presentes el Padre Louis Wahbeh, los monjes trapenses de la Abadía de Latrun, las Hermanas de la Caridad, las Hermanas del Rosario y las Hermanas de Nazaret.

La homilía pronunciada por el Monseñor Hage, en francés y árabe, retomaba la vida de san Marún, un ermitaño del siglo V, que poco a poco fue reuniendo a su alrededor a numerosos seguidores en el macizo del monte Tauro, cerca de Antioquía. Esta comunidad católica, de origen siríaco, se desarrolló en el monte Líbano, en el valle de Qadisha y en el bosque de los Cedros, y acabó convirtiéndose en una Iglesia autocéfala sui juris, denominada "siríaco-maronita-antioqueña" en los siglos VII-VIII, con la fiesta de su patriarca, San Juan Maroun, que se celebrará el 2 de marzo.

Al final de la ceremonia, Monseñor Moussa El-Hage agradeció calurosamente a los presentes y de manera muy especial al Cónsul de Francia, país que ha mantenido y mantiene una atención particular por Oriente Medio y Líbano, en este momento de situación tan difícil.

Todos los participantes estuvieron encantados de encontrar a la pequeña comunidad maronita cálida y activa. Esta ceremonia, retransmitida en directo por "Radio Mariam Nazareth", fue también la ansiada oportunidad de seguir el rito siríaco-maronita, muy próximo a la liturgia de Santiago, donde partes de la misa, en particular la consagración, se dicen en Siriaco, el idioma hoy más cercano al arameo hablado por Jesús y sus discípulos.