Sacramentos para jóvenes en Ain Arik y Beit Sahour

By: Cécile Leca/ lpj.org - Published: May 24 Tue, 2022

Sacramentos para jóvenes en Ain Arik y Beit Sahour Available in the following languages:

AIN ARIK/BEIT SAHOUR - El domingo 23 de mayo, Su Beatitud Monseñor Pierbattista Pizzaballa, Patriarca Latino de Jerusalén, visitó las parroquias de Ain Arik y Beit Sahour para celebrar un bautismo y numerosas confirmaciones. Se trata de un acontecimiento importante para la diócesis, que simboliza la presencia y la participación de los jóvenes en la comunidad cristiana de Tierra Santa.

Esta fue su primera visita pastoral oficial a Ain Arik. Por iniciativa del Padre Firas Abedrabbo, Vicario parroquial del pueblo (que depende de la parroquia de Ramallah), pero también de las Hermanas y Padres de la Pequeña Familia de la Anunciación, al servicio de la comunidad de Ain Arik desde 1988, así como de numerosos feligreses, el Patriarca celebró un bautismo y administró el sacramento de la confirmación a cinco jóvenes de la parroquia.

A la celebración siguió una recepción y una comida, que compartieron más de 80 personas, incluidos los párrocos de las parroquias de los alrededores. También estuvieron presentes el Padre Yacoub Rafidi, párroco de Ramallah y director de las escuelas del Patriarcado Latino, Fray Benedetto y Sor Ada Nava, superiores de la Pequeña Familia de la Anunciación, el sacerdote ortodoxo griego del pueblo, muy cercano a la comunidad católica, así como el Sr. Khalil Shahin y su esposa, representantes de los consejos municipal y parroquial del pueblo, respectivamente. Durante los festejos, al Patriarca se le ofrecieron frutos, libros y bordados, símbolos del triple crecimiento de Cristo: en edad, gracia y sabiduría.

Después de esta celebración, Mons. Pizzaballa fue a Beit Sahour, también para confirmar a varios jóvenes de la parroquia. Completando el bautismo, símbolo de madurez espiritual, este sacramento se hace eco de Pentecostés y del don del Espíritu Santo a los apóstoles, y se expresa mediante la marca del Obispo en la frente del confirmado con el Santo Crisma. Al recibirlo el 6º domingo de Pascua, muchos jóvenes cristianos locales fueron llamados a dar testimonio del mensaje del Señor.