Visitas del Patriarca a las parroquias de Jordania

By: Cécile Leca/ lpj.org - Published: January 28 Fri, 2022

Visitas del Patriarca a las parroquias de Jordania Available in the following languages:

FUHEIS, MADABA, HUSSON - Después de una larga ausencia debido a la pandemia de Covid-19, el obispo Pierbattista Pizzaballa, patriarca latino de Jerusalén, pudo visitar Fuheis, Madaba y Husson durante su estancia en Jordania.

Debido a la pandemia de Covid-19, Monseñor Pizzaballa no había podido visitar personalmente esta parte de la diócesis durante más de dos años. Después de celebrar una Santa Misa en el lugar del bautismo y de bendecir un nuevo altar en Al-Karak, aprovechó su estancia en Jordania para realizar algunas visitas, comenzando por Fuheis, el segundo domingo del Tiempo Ordinario. Allí pudo encontrarse con los sacerdotes y los fieles y compartir un momento con ellos.

En Fuheis, el Patriarcado Latino está llevando a cabo un proyecto de construcción de infraestructura para scouts, con el apoyo de la

Orden de los Caballeros del Santo Sepulcro. También cuenta con un presbiterio y una iglesia, denominada Iglesia del Inmaculado Corazón de María. Después de reunirse con los sacerdotes y feligreses, Monseñor Pizzaballa celebró la Misa, refiriéndose en su homilía a las bodas de Caná y la transformación del agua en vino.

Después de Fuheis, Monseñor Pizzaballa fue a Husson, donde recibió una cálida bienvenida por parte de los scouts. Luego fue al encuentro de toda la comunidad y pudo discutir con ellos el Sínodo y el catecismo, subrayando cuánto trabajo aún queda por hacer para mejorar la enseñanza de la religión en las escuelas. El Patriarca también expresó su deseo de venir más regularmente a Jordania para visitar sus parroquias y estar más cerca de esta parte de la diócesis. Durante la Misa, el Padre Ramez Deibes pronunció un discurso de bienvenida en el interior de la Iglesia de la Inmaculada Concepción y, al final, se le ofreció a Monseñor Pizzaballa una representación de su escudo de armas, además de otros obsequios. Luego pudo compartir una cena con las hermanas y los sacerdotes.

Este recorrido por las parroquias terminó en Madaba, donde Monseñor Pizzaballa visitó al párroco y a los fieles, así como a las congregaciones establecidas en la ciudad, incluida la Pequeña Familia de la Anunciación. Luego, el Patriarca entregó la medalla de la Cruz Dorada al difunto Hanna Qunsul, en reconocimiento a su servicio a la Iglesia. Nacido en 1948, Hanna Qunsul era un profesor de idiomas que enseñaba árabe en la escuela del Patriarcado Latino en Madaba. También estuvo muy involucrado en la promoción cultural y religiosa de su ciudad, y era bien conocido por todos los habitantes. La ceremonia, que tuvo lugar el 20 de enero, se llevó a cabo en la Iglesia de San Juan Bautista, a la que asistieron su esposa y la familia de Hanna Qunsul, así como miembros del consejo parroquial.

Créditos de las fotos: abouna.org