AUSCHWITZ – Treinta altos líderes religiosos de Tierra Santa, entre ellos el arzobispo Pierbattista Pizzaballa, visitaron el campo de exterminio de Auschwitz, durante una visita histórica para condenar el extremismo y el odio.

Durante un viaje a Polonia, treinta miembros del Consejo de Líderes de las Comunidades Religiosas en Israel, visitaron el antiguo campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau. Entre ellos se encontraban el arzobispo Pierbattista Pizzaballa, administrador apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén; el patriarca ortodoxo de Jerusalén, Theophilos III; el arzobispo griego-católico, Georges Bacouni; el arzobispo anglicano Suheil Dawani; el jeque Mowafaq, líder religioso druso; los rabinos Dimony Icchak Elefant y David Rosen, y dos imanes sunitas de Galilea.

Los líderes religiosos fueron recibidos en el Memorial por el director del Museo de Auschwitz, Dr. Piotr M. A. Cywiński. Se reunieron con el arzobispo Stanislaw Gadecki, presidente de la Conferencia Episcopal Polaca, quien recibió calurosamente a los invitados como “misioneros de la paz, es decir, para quienes, la búsqueda de la paz, es una misión de vida”. Los líderes religiosos también se reunieron con el cardenal Stanislaw Dziwisz, metropolita de Cracovia, señalando su atención a San Juan Pablo II, quien ha sido siempre un hombre de diálogo.

Juntos caminaron por la puerta de hierro forjado del campamento, marcada por las palabras “Arbeit Macht Frei” (el trabajo te libera), antes de poner flores en el Muro de la Muerte donde ocurrieron las ejecuciones.

Durante la visita, los invitados fueron acompañados por el ministro Wojciech Kolarski de la cancillería del presidente de Polonia y la embajadora de Israel en Polonia, Anna Azari, quien dijo que “el viaje de Auschwitz fue el principal objetivo de la visita de los miembros del Consejo a Polonia. Es muy importante porque es el lugar más simbólico, desde el cual podemos enviar el mensaje de paz entre las diferentes religiones. Probablemente estamos en el lugar donde el hombre cayó al fondo, por lo tanto, es apropiado enviar un llamado para un cambio positivo desde aquí “.

Después de la visita al monumento de Auschwitz, los participantes firmaron una declaración conjunta sobre la paz en el mundo: “Creemos que el Creador que gobierna el mundo con bondad y gracia, nos pide vivir en paz y mostrar respeto a todos”.

Luego, los diversos representantes participaron en un tiempo de diálogo entre ellos, al compartir sus experiencias con los miembros del Consejo del Centro para el Diálogo y la Oración en Auschwitz.

El punto culminante de esta reunión fue la declaración del Consejo de Líderes de las Comunidades Religiosas en Israel, que condena “el racismo, el fanatismo y el extremismo, sobre todo cuando se cometen, supuestamente en nombre de la religión”.

La reunión terminó con un llamado para el fin de la guerra y una oración por la paz, en línea con la visión de los profetas: “… y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra”. (Isaías 2:4)

Vivien Laguette

Foto: Pawel Sawicki – auschwitz.org

 

 

 

image_print
Designed and Powered by YH Design Studios - www.yh-designstudios.com © 2017 All Rights Reserved
X