ISRAEL – En el ranking de las mejores escuelas publicadas por el Ministerio de Educación de Israel, unos días antes del año escolar 2016, las escuelas cristianas ocupan un lugar destacado. Sin embargo, las escuelas cristianas en Israel están en peligro de colapso financiero, tras los recortes presupuestarios del ministerio que aún no ha cumplido con los compromisos adquiridos al término la huelga, en septiembre de 2015.

El informe publicado en hebreo por el ministerio, enumera un total de 277 escuelas seleccionadas por su excelencia, tanto desde el punto de vista educativo y social. Éstas se clasifican por su rango de 1 a 4.

La Escuela Terra Santa de Acre (Akko) está en la primera categoría (rango 1). Varias escuelas cristianas se clasifican en la categoría 2, incluyendo la Escuela de las Hermanas Franciscanas en Nazareth, Escuela de San Juan “Boca de Oro” en Jish, Escuela Don Bosco de Nazaret, las Hermanas de Nazaret en Haifa y la Escuela del Patriarcado Latino en Rameh. La Escuela de Galilea, en Eilaboon fue clasificada en la categoría 3.

¡”Una mirada profunda en la que indica que las escuelas privadas, en general, son relativamente más éxitosas que las escuelas públicas (proporcionalmente), y mencionando que los cristianos son aproximadamente el 1% de los israelíes, las escuelas cristianas componen aproximadamente el 3% de la lista! Los colegios cristianos están entre los mejores, aunque podrían ser mejores”, dijo entusiasta Wadie Abunassar, un miembro de la comunidad árabe cristiana, director del Centro Internacional para Consultas (CPI) y experto de los medios de comunicación israelíes, palestinos e internacionales, en la situación en el Medio Oriente y Tierra Santa.

Escuelas en crisis financiera, aún a la espera de una financiación justa

Hay 47 escuelas cristianas en Israel dirigidas por católicos, ortodoxos, anglicanos, la Iglesia de Escocia, la Iglesia de Cristo y las Iglesias Bautistas. Estos colegios cristianos dan cabida a 33.000 estudiantes cristianos, musulmanes, drusos y judíos de todo el país.

Durante estos últimos seis años, el gobierno israelí ha seguido reduciendo el presupuesto asignado a estas escuelas, una drástica reducción del 45% de las becas una vez recibidas. Además de estas restricciones, se suma una orden del Ministerio de Educación que limita la capacidad de los colegios cristianos para recibir fondos de los padres. Dos medidas que, en conjunto, ponen las escuelas en el centro de una crisis sin precedentes. El Ministerio de Educación también ha invitado a las escuelas cristianas a unirse al sistema de colegios públicos de Israel: una propuesta rechazada por las escuelas cristianas que ven su identidad amenazada y señalaron que las colegios judíos ortodoxos, que están en la misma categoría de los colegios cristianos en el sistema israeli, están plenamente financiados por el gobierno, manteniendo su autonomía.

En septiembre de 2015, la Oficina de las Escuelas en Israel, organizó una huelga contundente que, después de 27 días de movilización, terminó con un acuerdo con el ministerio. El acuerdo contemplaba que las escuelas cristianas recibirían 50 millones de shekels, al 31 de marzo de 2016 para compensar las restricciones presupuestarias impuestas en años anteriores.

Hasta la fecha, el Ministerio de Educación no ha cumplido sus compromisos.

Myriam Ambroselli

Designed and Powered by YH Design Studios - www.yh-designstudios.com © 2017 All Rights Reserved
X