JERUSALÉN – El lunes 5 de septiembre de 2016, se iniciaron actividades en el Centro de San Raquel en Jerusalén, un nuevo centro para bebés, niños y jóvenes en el barrio Talbieh, en Jerusalén. El centro está dirigido por la Vicaría de Santiago para los católicos de lengua hebrea para responder a una de las necesidades más dramáticas de la población migrante en Israel, el cuidado seguro a sus hijos pequeños.

 

La Vicaría de Santiago para los católicos de lengua hebrea, dirige un centro para bebés, niños y jóvenes en el barrio Talbieh en Jerusalén.

Una de las necesidades más dramáticas de la población migrante en Israel, es el cuidado seguro, saludable y estimulador para niños menores de 3 años. Los emigrantes que trabajan largas horas, con el fin de llegar a fin de mes, están obligados a encontrar lugares donde puedan dejar a sus hijos menores de 3 años. Guarderías ilegales, comúnmente conocidas como “centros para bebés” se han extendido, donde los niños se alojan en hacinamiento o lugares inseguros, administrados por mujeres emigrantes que no han sido entrenadas. En el pasado año y medio, siete niños murieron en estas circunstancias, en el sur de Tel Aviv. Muchos se ven traumatizados y afectados. La Iglesia ha respondido a esta necesidad y comenzó a operar centros de día en Tel Aviv y en Jerusalén, en septiembre de 2014.

La Iglesia también tiene que ver con las actividades después de la escuela para los niños emigrantes, integrados en el idioma hebreo en el sistema escolar israelí. Cuando terminan la escuela, sus padres, a menudo, están aún en el trabajo. Además, los padres no pueden ayudar a sus hijos con sus tareas porque no saben suficiente hebreo. Decenas de niños emigrantes son alojados por la Vicaría de Santiago, cada tarde, para las actividades y los ayudan a hacer sus tareas, así como hay tiempo para el catecismo religioso.

La Vicaría de Santiago cuenta con un grupo de jóvenes de idioma hebreo que se reúne periódicamente, reuniendo a los adolescentes y los adultos jóvenes que viven plenamente integrados en la sociedad judía israelí. Libres en las noches de los viernes y sábados, estos tiempos se pueden utilizar para compartir la profundización de la fe y pasar el tiempo libre juntos. Una preocupación importante es intentar preservar la fe católica y la identidad de la juventud que se estima que puede favorecer a asimilar la sociedad israelí secular.

El Centro San Raqhel que comenzó sus actividades a principios de septiembre de 2016, está en la propiedad del Monasterio Capuchino en Jerusalén. Las instalaciones han sido completamente renovadas por la Vicaría de Santiago, gracias a la ayuda de varios donantes, entre ellos los más importantes son: La Orden de los Caballeros del Santo Sepulcro, incluyendo también Pontifical Mission, World Vision y Dear Fundation. Un amplio edificio de una sola planta, está situado en un terreno mucho más grande, con dos parques infantiles, uno para los niños pequeños y otra para los niños mayores.

Dos habitaciones grandes sirven como guarderías con dormitorios para los bebés. Otra gran sala sirve como un lugar de encuentro para los niños que vienen después de la escuela. Otras habitaciones sirven como oficinas, salas de estudio y de reunión, y también un pequeño apartamento para los voluntarios.

Icono de las matriarcas de Israel, que incluye a Raquel, escrito por la comunidad monástica de la Pequeña Familia de la Visitación

Icono de las matriarcas de Israel, que incluye a Raquel, escrito por la comunidad monástica de la Pequeña Familia de la Visitación

El nuevo centro está dedicado a Raquel, la matriarca, una de las grandes mujeres de la Biblia y una madre cuyo amor por sus hijos es inmortalizado en las palabras de Jeremías: “Así dice el Señor: Se oye una voz en Ramá, lamento y llanto amargo. Raquel llora por sus hijos; rehúsa ser consolada, por sus hijos que ya no existen”. (Jeremías 31:15). Este verso es citado en el Nuevo Testamento, con respecto a la masacre de los inocentes, iniciada por el rey Herodes en su búsqueda para destruir a Jesús. Rachel, la matriarca, es la madre de José y Benjamín que tuvo problemas para tener hijos y murió al dar a luz a su hijo menor. El icono de las matriarcas de Israel, que incluye a Raquel, fue escrito por la comunidad monástica de la Pequeña Familia de la Visitación.

Veinticinco bebés y niños pequeños, menores de tres años, hijos de trabajadores emigrantes (en su mayoría asiáticos, filipinos, indios y de Sri Lanka) y solicitantes de asilo (Eritrea y Etiopía), son recibidos cada día en el centro. Los padres dejan a los niños a partir de las 07:30 horas y los recogen nuevamente a las 17:30 horas. Entre 15 y 40 niños llegan desde las 13:30 horas en adelante, para un programa después de la escuela y pueden permanecer hasta las 18:00 horas. Los fines de semana, el centro es a menudo el lugar de encuentro de los jóvenes de la Vicaría. En el verano, el Centro sirve como base para las actividades de verano para decenas de niños en vacaciones.

Pedimos al Señor que bendiga y proteja a los niños en el centro y pedimos a nuestra Madre Raquel que ruegue por nosotros.

Fuente: Vicaría de Santiago

 

Foto: Icono de las matriarcas de Israel, que incluye a Raquel, escrito por la comunidad monástica de la Pequeña Familia de la Visitación

_DSC8848 copy.jpg20160905_070806.jpgIMG-20160907-WA0001.jpgIMG-20160906-WA0011.jpgIMG-20160906-WA0022.jpgIMG-20160906-WA0028.jpg

 

Designed and Powered by YH Design Studios - www.yh-designstudios.com © 2017 All Rights Reserved
X